22 de octubre de 2012

¿Es el Comandante 40 el nuevo líder de “Los Zetas”?


¿Quién se convertirá en el líder de Los Zetas después de la muerte a manos de la Infantería de Marina del que fuera por tanto tiempo su capo, Heriberto Lazcano Lazcano, alias “El Verdugo”?


Es probable que Miguel Ángel Treviño Morales, el principal lugarteniente de El Verdugo asuma el liderazgo de Los Zetas sin producirse luchas internas, señaló un alto oficial de la Marina. Treviño también es conocido como “Comandante 40,” “Z-40,” y “14”.

Es poco probable que la muerte de El Verdugo desate una violenta lucha por el control de Los Zetas, según señaló el Almirante José Luis Vergara, vocero en jefe de la Secretaría de Marina (SEMAR). La Infantería de Marina abatió a El Verdugo durante un tiroteo en Progreso, Coahuila, el pasado 7 de octubre.

“Por la información con la que contamos en este momento, no creemos que se desate una lucha violenta por el poder, ya es casi seguro que Z-40 asuma el mando, y que Los Zetas cerrarán filas en torno a él”, comentó Vergara, de acuerdo a los reportes publicados.

Los Zetas podrían cambiar sus tácticas bajo el mando de Comandante 40

El Comandante 40 “no tiene el entrenamiento militar que tenía (El Verdugo), ni tampoco es tan sanguinario, (lo que) podría llevar a un cambio de tácticas por parte del cártel”, agregó Vergara.

El Verdugo sirvió en las Fuerzas Especiales del Ejército antes de desertar a finales de la década de 1990 para ayudar a fundar Los Zetas, que empezaron como el brazo armado del Cártel del Golfo. Los Zetas se separaron del Cártel del Golfo (CDG) en 2010 y se convirtieron en su propia organización delictiva transnacional. Además del tráfico de narcóticos, Los Zetas están involucrados en extorsión, secuestro, tráfico de armas, robo de petróleo a gran escala y operaciones con laboratorios de drogas sintéticas.

Bajo el mando de El Verdugo, Los Zetas cometieron numerosas atrocidades. Por ejemplo, sicarios de Los Zetas asesinaron a 49 personas cuyos cuerpos decapitados fueron arrojados en una de las principales autopistas de Cadereyta, Nuevo León, el pasado mayo. Según las autoridades, un sicario de Los Zetas arrestado en conexión con dichos asesinatos declaró que El Verdugo quería arrojar los cuerpos en una plaza de la ciudad.

Los Zetas también utilizaron tácticas al estilo militar bajo el mando de El Verdugo. El grupo de delincuencia organizada desarrolló una red sofisticada y segura de radiocomunicaciones en varios estados del norte. Los Zetas utilizaban la red para rastrear los operativos y los movimientos del ejército y la policía. La Marina desmanteló la red en el otoño del 2011.

El Comandante 40, por el contrario, no tiene experiencia militar. Los sicarios de Los Zetas lo han descrito como brutal, impulsivo y temperamental, de acuerdo con los reportes publicados. También conforme a dichos reportes, el Comandante 40 es cauteloso acerca de evadir a las autoridades, habla inglés y es aficionado a las carreras de caballos. Es originario de Nuevo Laredo, Tamaulipas y cumplirá 41 años el 18 de noviembre.

El Comandante 40 está acusado de lavado de dinero en EE.UU.

En junio, autoridades federales de Estados Unidos acusaron a El Comandante 40 y a otros miembros de Los Zetas de lavado de dinero por 20 millones de dólares provenientes de las ganancias del tráfico de cocaína a través de una operación de carreras de cuarto de milla en Texas y en Oklahoma.

Presuntamente El Comandante 40 le proporcionó el efectivo a su hermano menor, José Treviño Morales, para comprar caballos de cuarto de milla valorados en cientos de miles de dólares cada uno. La operación fue tan descarada que uno de los caballos se llamaba “Cártel número uno”, según alega una acusación federal presentada en Texas.

José Treviño, su esposa y cinco socios fueron arrestados.

El hermano mayor de El Comandante 40, Óscar Omar Treviño, alias “Z-42”, también es sicario de Los Zetas. Es buscado en EE.UU. por narcotráfico.

Un conflicto moral con El Talibán

El Comandante 40 se involucró en los últimos meses en un violento conflicto con Iván Velázquez Caballero, un jefe regional de Los Zetas que también es conocido como “El Talibán” y “Z-50”.

Según los reportes publicados, en junio fueron arrojados 14 cuerpos de sicarios de Los Zetas en Ciudad Mante, Tamaulipas. De acuerdo a dichos reportes, las víctimas eran leales a El Comandante 40 y fueron asesinadas por órdenes de El Talibán.

En agosto, El Comandante 40 tomó represalias: los cuerpos de 14 hombres que eran leales a El Talibán fueron encontrados metidos dentro de una camioneta en San Luis Potosí. Según los reportes publicados, esos hombres fueron asesinados por órdenes de El Comandante 40.

Elementos de la Marina capturaron a El Talibán y a otros dos miembros de Los Zetas el 26 de septiembre en San Luis Potosí. El Talibán era el jefe regional de narcotráfico en Zacatecas, Aguascalientes y partes de Coahuila y Guanajuato, según informa El Universal.

¿Serán más débiles Los Zetas sin El Verdugo?

Según dos analistas de seguridad, la muerte de El Verdugo puede debilitar significativamente a Los Zetas.

“Lazcano era un hombre que operaba regionalmente, y tenía el control sobre importantes rutas de narcotráfico; su muerte y la caída de alguna de su gente importante en estos últimos meses han venido debilitando al grupo”, señaló el académico Armando Rodríguez Luna, analista de seguridad de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

El Comandante 40 “tratará de asumir el control del cártel pero le será difícil, pues la organización está debilitada”, indicó Rodríguez. “Podría llevar a cabo una serie de ejecuciones de los seguidores de Lazcano con el objetivo de consolidarse en el control del grupo delictivo”.

Mientras El Comandante 40 esté tratando de consolidar su poder, existe la oportunidad de que Los Zetas se dividan en grupos más pequeños, señaló Alejandro Hope, analista de seguridad del Instituto Mexicano de Competencia (IMCO).

Es probable que Los Zetas se dividan en grupos más pequeños

“Estamos pasando de una fase de grupos grandes, coordinados e identificados a múltiples bandas”, explicó Hope.

Bajo el mando de El Comandante 40, Los Zetas podrán buscar nuevas alianzas con otros grupos de delincuencia organizada, indicó por su parte, Pedro Isnardo de la Cruz analista público de seguridad de la UNAM.

“En este clima podrían establecer alianzas temporales, patrocinadas por El Comandante 40, el Cártel de Sinaloa y otras organizaciones”, señaló el analista.

El Cártel de Sinaloa es liderado por el capo fugitivo Joaquín “El Chapo” Guzmán.

Desde la primavera, el Cártel de Sinaloa se ha aliado con el CDG para luchar contra Los Zetas por el control de las rutas de narcotráfico en Tamaulipas y otros estados del norte del país.

Según los analistas de seguridad, las alianzas entre las organizaciones delictivas pueden cambiar dependiendo de las circunstancias.

Los Zetas fueron dirigidos al principio por Arturo Guzmán Decena, conocido como “Z-1”, quien fue abatido por el ejército en noviembre de 2002.

Rogelio González Pizaña, alias “Z-2”, sucedió a Z-1. Z-2 fue capturado en 2004.