11 de marzo de 2013

Mario Armando Ramírez Treviño, El X-20 o El Pelón, jefe del CDG, ordeno la ejecución de El Gringo el segundo al mando


REYNOSA, Tamps.- Narcobloqueos y enfrentamientos entre grupos del cártel del Golfo dejaron dos civiles inocentes muertos y varios heridos en diversos puntos de la ciudad; presuntamente un capo también fue ejecutado, aunque la versión no ha sido confirmada oficialmente.


Un comunicado de la Procuraduría General de Justicia y la Secretaría de Seguridad de Tamaulipas precisó que las balaceras “comenzaron a las 23:00 horas del domingo”. Éstas se prolongaron durante toda la madrugada en diversos puntos, incluyendo zonas aledañas a los puentes internacionales que comunican con Estados Unidos.

“Se reportó una víctima colateral en bulevard Hidalgo y avenida Cima”. Se trata de un menor que se desplazaba con su padre en un auto, quien también resultó con lesiones, agrega el comunicado.

La segunda víctima inocente se reportó a las 22:23 horas, un taxista que quedó en medio de un enfrentamiento registrado en el Libramiento a Matamoros. Las autoridades no precisaron el número de heridos, pero en redes sociales se habla de decenas.

Durante los tiroteos, los delincuentes detonaron granadas de fragmentación y armas de grueso calibre; se desplazaban en caravanas de hasta 30 camionetas y también utilizaron una gran cantidad de vehículos para bloquear las principales avenidas de la ciudad.

Las balaceras provocaron la movilización del Ejército y de todos los cuerpos de seguridad, quienes lograron detener a siete presuntos delincuentes y asegurar 22 vehículos, precisa el comunicado oficial.

Extraoficialmente trascendió que los enfrentamientos se originaron por un conflicto interno del cártel del Golfo, organización que controla Reynosa.

Días antes del choque entre los grupos rivales, miembros del CDG robaron una gran cantidad de vehículos de seis agencias automotrices, los cuales fueron utilizados en los enfrentamientos del domingo.

Mario Armando Ramírez Treviño, El X-20 o El Pelón, el nuevo capo del CDG, habría ordenado la ejecución del segundo al mando, conocido sólo como El Gringo.

En las últimas semanas se han agudizado las pugnas al interior del cártel del Golfo y Los Zetas, lo que está ocasionando nuevas divisiones.

Recientemente pandillas de Monterrey controladas por Los Zetas abandonaron esa organización y han conformado pequeños grupos autónomos que no alcanzan la categoría de cártel; sus integrantes centran sus actividades en el narcomenudeo, la extorsión y el secuestro.