11 de junio de 2013

Fotografías; "El Dos Letras" decapita a dos Policía Ministeriales de Sinaloa

Alrededor de las 06:30 horas de hoy martes se encontró una hielera con restos humanos a un costado de la carretera México 15 por el camino que conduce al campo Clayton, perteneciente al ejido de Ahome.


 Uno de ellos fue identificado como Luis Alonso Ruiz Félix, con domicilio en el ejido 5 de Mayo, abogado de la Policía Ministerial del Estado y el otro es Ubaldo Cervantes Juárez, de Culiacán, ex agente de desaparecida agencia AFI.

Al parecer estas dos personas fueron privadas de la libertad durante el día de ayer por sujetos armados. Sobre la hielera fueron colocadas las dos identificaciones expedidas por la PGR y también colocaron un mensaje intimidatorio firmado por un grupo delictivo.

Tras el hallazgo, elementos Militares, Agentes de la Policía Ministerial del Estado y agentes Preventivos se dieron cita en el lugar de los hechos, mismos que se mostraron herméticos con los hechos.

De manera casi inmediata la hielera fue retirada del lugar.

Personal de la Procuraduría General de Justicia del Estado cerró la hielera y trasladó los restos a una casa funeraria donde se realizaron las diligencias correspondientes.

Más detalles

La mañana de este martes fueron localizadas dos cabezas humanas sobre la carretera Internacional México 15 cerca del entronque con la carretera conocida como “La Clayton”, después se confirmó que se trata de un Policía Ministerial y de un ex agente federal.

Quienes murieron son Ubaldo Cervantes, de aproximadamente 39 años, quien había causado baja de la Agencia Federal de Investigaciones "AFI", y el Policía Ministerial en activo, Alonso Ruiz, de 46 años, ambos habrían sido "levantados" por grupos armados durante el lunes.

El hallazgo se registró minutos antes de las 07:00 horas de la mañana y como hace algunos días los peritos omitieron los protocolos.

A llegar los primeros agentes, se encontraron con una hielera de unicel de color blanco, tamaño chico, sobre la cual estaban las cabezas de dos hombres, así como un mensaje firmado por un grupo delictivo, hasta el momento no se ha dado a conocer que había en el interior de la misma.

A un costado de las cabezas, había un gafete de color azul, el cual aparentemente tenía las insignias de una corporación policiaca, así como un mensaje escrito sobre una cartulina amenazando a otros cuerpos policiacos, sin embargo, esta información no ha sido confirmada.

Al llegar los peritos de la PGJE, de inmediato ordenaron que se subiera la hielera a una camioneta de una casa funeraria y después se realizaron sólo algunas mediciones, finalmente los retos humanos fueron llevados a la ciudad de Los Mochis y de nueva cuenta el protocolo de peritaje fue alterado.