15 de agosto de 2013

Va la PGR por Caro Quintero para extraditarlo a Estados Unidos


La Procuraduría General de la República (PGR) confirmó que ya cuenta con una orden de detención provisional con fines de extradición en contra del narcotraficante Rafael Caro Quintero “por diversos delitos por los que se le acusa en una Corte Federal del Distrito de California”.

En un comunicado, la dependencia señaló que la solicitud formulada por el gobierno estadunidense fue presentada ante un juez federal, quien resolvió la procedencia del otorgamiento de la medida.

Explicó que una vez que se cumplimente la orden de detención en contra del fundador del cártel de Guadalajara, el gobierno de Barack Obama contará con 60 días para presentar la solicitud formal de extradición en los términos que dispone el Tratado de Extradición celebrado entre los gobiernos de México y Estados Unidos.

El pasado viernes 9, tras la liberación del llamado Narco de Narcos, el procurador general de la República, Jesús Murillo Karam, manifestó su absoluto respeto a las decisiones del Poder Judicial, pero expresó su preocupación ante las resoluciones que permitieron dejar en libertad al narcotraficante.

Sostuvo que el Primer Tribunal Colegiado ignoró el reciente criterio señalado en marzo pasado por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, pues ordenó a una autoridad que cesara en la persecución de las causas penales en contra de Caro Quintero.

De haber aplicado el criterio de la Corte, explicó el funcionario, tenía que haber remitido el expediente al juez que considerara competente para que conociera del juicio, pues de la manera en que sucedió se produjo la absolución sin juicio por parte un juez que el mismo Tribunal consideró incompetente.

Murillo Karam ordenó analizar la interposición de los recursos que en términos de la ley fueran procedentes, en razón de la gravedad de los delitos de privación ilegal de la libertad y homicidio calificado, entre otros, cuyas víctimas del capo reclaman justicia.

También en Estados Unidos hubo reclamos por la liberación de Caro Quintero, a quien se responsabilizó de la muerte del agente de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA), Enrique Camarena.

En un comunicado, la Asociación de Antiguos Agentes Federales Narcóticos de Estados Unidos señaló que “la liberación de este violento carnicero no es más que otro ejemplo de cómo los esfuerzos de buena fe de Estados Unidos para trabajar con el gobierno mexicano pueden verse frustrados por las poderosas fuerzas de la oscuridad que trabajan en las sombras del sistema de justicia mexicano”.

Añadió:

“Rafael Caro Quintero nunca debió ver la luz del día como un hombre libre”.

La agrupación solicitó al gobierno de su país que solicitara la extradición del narcotraficante para que enfrente a la justicia estadunidense.

De su lado, el Departamento de Justicia se manifestó “extremadamente decepcionado” por la liberación, que calificó de “sumamente alarmante”.

La DEA, en tanto, ofreció seguir con los esfuerzos para garantizar que Caro Quintero enfrente cargos en Estados Unidos por los crímenes que cometió.